Descubre las salsas imprescindibles que hay en nuestra cocina china

Nuestra gastronomía está cada vez más de moda, y todo es gracias a aquellas personas que dedican una parte de su valioso tiempo a conocerla, probarla y descubrir todos y cada uno de los detalles y matices que la conforman. Una de las secciones que más destacan es la de las salsas chinas. Un buen uso de ellas puede aportar sabores muy diferentes a los platos que se llevan a cabo creando así un recuerdo único en el comensal.

¿Qué aporta una salsa a la comida? 

Las salsas chinas son uno de los ingredientes básicos de nuestra cocina. La gran mayoría de los platos que forman nuestra carta cuentan con alguna salsa que ayudan a condimentar y marinar todo tipo de ingredientes, carnes, pescados y mariscos, ensaladas, guisos, incluso sopas.

Las salsas no afectan solo a las sensaciones del gusto y el olor, también pueden ofrecer colores diversos que afectan a la apariencia de un plato y son capaces de orquestar diversas sensaciones en el cliente.

La preparación de algunas de ellas es un poco compleja y no solo se necesitan años de experiencia en cocina sino también proveedores de las mejores calidad y maquinaria específica. Por ello hoy, podemos encontrar numerosos mercados que las venden. Los mercados orientales de la ciudad serían los más adecuados, aunque también se empiezan a ver algunas de las más famosas en supermercados occidentales.

¿Cuáles son las 6 salsas más famosas?

Salsa de soja

Es una de las salas que más se consume no solo en la gastronomía china, sino en la asiática en general. Esta salsa se hace con una pasta de soja cocida, cereal tostado, por lo general trigo y salmuera. Todos estos ingredientes se mezclan y se dejan fermentar. Pasado un tiempo, se prensa, se filtra y el líquido que queda es la salsa de soja que conocemos.

salsas chinas soja

En función del tipo de salsa de soja que se quiera producir, más suave, más fuerte, más o menos dulce variará el tiempo de fermentación, los ingredientes y las cantidades de los mismos. Cuánto más oscura sea, más densa será y más fuerte será el sabor. Por el contrario, cuánto más clara sea, más líquida será y más suave será su sabor.

Salsa agridulce 

Posiblemente esta sea una de las salsas chinas más conocidas en el territorio de occidente. Esta salsa es algo más limitadas que el resto de salsa de las que vamos a hablar debido a su característico sabor. Suele acompañar a los rollitos de primavera, el arroz frito tres delicias o el pollo agridulce, y en ocasiones excepcionales a algunos platos de pasta y ensaladas.

Como bien dice su nombre es una salsa que mezcla sabores y agrios y dulces. No cuenta con una receta exacta cerrada. Sus ingredientes son siempre los mismos, pero no las cantidades de ellos, que son elegidas por el chef que la lleva a cabo y viene marcada por la región de origen del chef.

Los ingredientes que forman esta famosa salsa son azúcar, agua, vinagre de arroz, salsa de soja, tomate y maicena.

salsas chinas agridulce

Salsa de ostras

Es uno de los condimentos más populares en la cocina de China. El sabor es algo difícil de describir ya que en gran parte es salado, pero cuenta con un toque dulzón al final. Es una de las salsas más adecuadas para carnes, salteados o frituras, como aderezo para sopas y guisos, con mucho cuidado en estos dos últimos, y sobre todo para marinados.

Tiene un color marrón oscuro y una textura viscosa. Es muy curioso porque, aunque está hecha con ostas el sabor y olor con el que cuenta no es demasiado a pescado. Al revés, es bastante suave y agradable en el paladar.

El origen de esta salsa es muy curioso ya que nació por error de un chef. Lee Kum Kee, en el año 1880, dejó hirviendo unas ostras demasiado tiempo dando lugar a esta fantástica salsa.

Salsa XO

Esta es una salsa de marisco que se elabora con vieiras, anchoas secas, pescado en salazón, chiles y gambas cocidas en salsa picante. Esta salsa se hizo muy famosa durante los años 80 en China y se extendió de manera muy rápida por todo el país. Lo más común es utilizarla en platos que lleven como ingrediente principal, pescado.

Salsa hoisin 

Según la región es conocida como salsa hoisin o como salsa de ciruela. En China es muy utilizada para acompañar platos fríos o ligeramente templados como algunos rollitos de primavera, dumplings, wontones o el famoso pato laqueado de Pekín.

Esta salsa cuenta con un aspecto similar al de la salsa agridulce pero la diferencia con está en que tiene un toque picante y dulce, como una salsa barbacoa, y un aspecto más granate que rojizo. Se elabora a base de judías fermentadas a las que se le añade vinagre, chile, ajo, azúcar, entre muchos de sus ingredientes.

salsas chinas hoisin

Salsa teriyaki 

Su nombre proviene de la palabra teri, que significa brillo en japonés, haciendo referencia a la luminosidad con la que cuenta, y de yaki, que significa asar, por la forma en la que se cocina.

El uso más común de esta salsa es para marinar carnes y pescados o utilizarlo como un aderezo a la hora de hacer brochetas en las parrillas o barbacoas debido a su textura densa perfecta para untar.

Es una de las más sencillas de preparar debido a los ingredientes que se utilizan que son: salsa de soja, azúcar, vino dulce de arroz y sake. La forma de preparación es mezclarlos todos es una cazuela con las cantidades pertinentes y dejar que reduzca hasta que el azúcar y el alcohol hayan desaparecido por completo.

¿Qué te ha parecido esta información sobre salsas chinas? Cuéntanoslo en los comentarios. Si tienes curiosidad por probar alguna de ellas no pierdas la oportunidad de visitar nuestro restaurante chino en la Calle Don Ramón de la Cruz 6 dónde nuestros chefs llevan a cabo la elaboración de todas las salsas que se usan en el restaurante. Contamos con un recetario tradicional chino con el que somos capaces de mantener la auténtica esencia de todos lo sabores chinos.

Si quieres saber más sobre nuestra gastronomía no te pierdas otros artículos de nuestro blog cómo nuestros postres más famosos.

Deja una respuesta